Translate

viernes, 23 de agosto de 2013

Poesía




                 Ilustración de Ayumi Kasai




Lamento de la cierva herida

Yo iba a verte pasar por esa línea
que rompe en el penacho de las flores
cuajadas. Yo iba a ver desde lo lejos
como alzabas el ojo a la mirilla
para apuntarle a un pájaro sagrado.

Yo iba a verte matar, agazapada,
untada por la esperma de los lirios,
oculta tras el fuego y las espinas
de mi extraña pasión; llena de miedos
de luces fatuas o de luces ciegas.
Y tú hincabas un gesto milenario
contra mi estupidez, y sonreías
al echar otra vida a tu morral.

Ven, cazador, y sígueme las huellas
a través de los montes,
por donde caen las ramas de los ceibos
y el ítamo real prende en las patas
que van rajando un río de hojas secas.

Sigue mi canto mudo por los trillos
que han trazado los vientos y la lluvia.

Otéame en la fronda, resucita
mi garganta, que bebe del arroyo
con el aire infantil de lo que acaba.

Ven, cazador, a mí: cobra tu presa,
clávame ya tu espuela en mi costado.


                                    Alberto Serret

No hay comentarios:

Publicar un comentario