Translate

miércoles, 30 de octubre de 2013

Poesía




  Klee  (Gato y pájaro)




Réquiem por una gata negra

Mi princesa de fieltro, mi gata que se ha ido
al hondo laberinto de las cosas inertes;
no vale preguntarte dónde estás, porque el nido
quedó aquí rezumando de tu vida y tu muerte.

Eres como la luz nocturna que nos queda,
mota negra, Martina, alma lunar, muchacha
que velas nuestros sueños con tus ojos de seda
y aún pasas por los cuartos como una oscura racha.

Gata nuestra, regalo de Bast, que nos duraste
lo mismo que un merengue delante de una escuela;
te nos fuiste tan pronto, Martina, y nos dejaste
tan tuyos como siempre…

                                    Con el tiempo, algún día,
viajaremos contigo sobre una inmensa ola
del abismo, preguntándonos el por qué todavía,
y entonces no estaremos tan solos, gata mía,
y tú tampoco nunca volverás a estar sola.

Alberto Serret

                 La Habana, septiembre y sábado de 1991



No hay comentarios:

Publicar un comentario