Translate

miércoles, 30 de octubre de 2013

Poesía




                Lin Jinfu




Donde el Poseído se confiesa culpable

Sobre un campo de sábanas echado
como brote de carne en la corriente,
flaco, trigueño, sólido y caliente
yace el cuerpo de un hombre conquistado.

Cuelga la verga trémula a un costado,
coceando aún, menguante, su cabeza.
Cada músculo reina en cada artesa
por entre frondas y émbolos untados

de saliva y de semen y sudores
que huelen a resaca y yerbabuena.
Hay un ronquido de hornos delatores

en la pieza cazada, que aún se agita
tratando de escapar a su condena
y a esta cristiana paz de agua bendita.


Alberto Serret


No hay comentarios:

Publicar un comentario