Translate

domingo, 25 de mayo de 2014

Poesía




Hugh Ramsay







Vienes
inesperadamente,
                        me abrazas.
Tu pecho es tibio aún,
y yo me aferro a él,
aunque sé que no estás
aquí donde debieras, que no puedes
besarme
ni pronunciar palabra como antes,
papá.

Detrás de tu figura,
ese esplendor inexistente
y una aglomeración de criaturas insomnes
que se dirigen a ninguna parte,
                        a un tiempo que ya no
con sus cordeles de humo.
Desde el borde del sueño,
en lo limítrofe,
            amanece.

Una mujer que me ama –estoy seguro
duerme junto a mí,
obstruyendo la puerta entre dos mundos,
            sin dejarme pasar.
No me atrevo a hacer ruido por miedo a despertarla
y que un resplandor súbito nos ciegue.
Y me quedo en silencio, en la penumbra,

hundido en el dulzor fugaz de tu presencia.

                                                                 Alberto Serret


No hay comentarios:

Publicar un comentario